El Hubble detecta restos de una supernova que los humanos vieron explotar hace 1700 años


TLos primeros años del siglo IV vieron comenzar el trabajo en la Basílica de San Pedro en Roma, y ​​el astrónomo Pappus de Alejandría escribió detalles de su observación de un eclipse de sol. En el hemisferio sur, se vio una estrella en erupción dentro de un pequeño y borroso parche del cielo nocturno.

Desafortunadamente, no sobrevivió ningún registro de este evento celeste al sur del ecuador. Sin embargo, los astrónomos ahora han vuelto la poderosa mirada del telescopio espacial Hubble para examinar los restos de esta explosión titánica, llamada 1E 0102.2–729. Al estudiar la nube de gas y polvo que quedó atrás, los astrónomos esperan reconstruir la historia de la erupción que creó esta magnífica nebulosa.

Imagen para publicación