Un nuevo estudio ofrece pistas sobre cómo Marte perdió su agua


Marte es conocido por su fina atmósfera, donde el CO2 domina y proporciona la mayor parte de la masa y presión atmosféricas. De hecho, la presión es similar a la de la estratosfera de la Tierra, que es una capa de la atmósfera, a más de 30 km sobre la superficie.

Pero ¿qué pasa con el agua? Agua en Marte se encuentra actualmente en la superficie como una capa de hielo, de varios kilómetros de espesor, en el polo norte. También aparece como helada estacional en las épocas más frías del año y en la atmósfera como vapor y hielo. Sin embargo, la atmósfera marciana es extremadamente seca en comparación con la de la Tierra, con aproximadamente 100 veces menos agua. Si bien la precipitación en la Tierra da como resultado capas de agua de varios centímetros de espesor, el agua que precipitaría en Marte solo formaría una película delgada de menos de un milímetro.

Nuevos datos ahora proporciona una mejor comprensión de por qué (casi) no queda agua en Marte.

El agua se escapa de la atmósfera marciana

La evidencia sugiere que Marte no siempre fue el planeta frío y árido que observamos hoy. Hay mucha evidencia de agua en la superficie de Marte en el pasado distante, hace unos cuatro mil millones de años. En ese momento, el agua líquida fluía en grandes arroyos y se estancaba en forma de pozas o lagos, como en el cráter Jezero explorado por el rover Perseverance, en busca de rastros de vidas pasadas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad